Descubrimiento IMP de Inmunobiología y Epigenética

Interleucina-33 implicada en inmunidad a Sars-CoV-2

9. Abril 2021

Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, científicos y médicos de todo el mundo emprendieron enormes esfuerzos para entender la enfermedad causada por el virus. En su último estudio colaborativo, investigadores del Instituto Max Planck de Inmunobiología y Epigenética de Friburgo y médicos del Centro Médico de la Universidad de Friburgo revelan una novedad de la inmunidad COVID-19, que podría tener implicaciones para futuras terapias. El estudio señala la participación de Interleucina 33, una importante señal de peligro, cuando las células inmunes se encuentran con Sars-CoV-2 por segunda vez.

"Comenzamos el estudio en una etapa muy temprana de la pandemia en 2020 cuando no se sabía mucho sobre la respuesta inmune después de la infección", dice Erika Pearce, líder del grupo en el Instituto Max Planck de Inmunobiología y Epigenética. "Nuestro objetivo era examinar el desarrollo de la inmunidad en las personas que se recuperan de Covid-19."

Los anticuerpos se quedan

Una infección con Sars-CoV-2 desencadena una respuesta inmune compleja necesaria para el desarrollo de inmunidad al virus. En términos simples, dos ramas vinculadas de nuestro sistema inmunitario necesitan recordar el virus para prevenir la reinfección, a saber, las células B productoras de anticuerpos y las células T de memoria. Entender cómo sucede esto en la infección sars-cov-2 es clave para controlar la pandemia Covid-19 y crítico para el éxito de los esfuerzos de vacunación.

Para el estudio, el equipo examinó muestras de sangre de 155 individuos que en su mayoría tenían una enfermedad leve. Midieron la cantidad de anticuerpos contra la proteína de pico SARS-CoV-2 y encontraron que los pacientes mantienen altos niveles de anticuerpos más de dos meses después de la infección, lo que indica que probablemente estarán protegidos contra la reinfección. "Pensamos que esto era muy alentador, pero también queríamos entender mejor cómo reaccionaría el sistema inmunitario a un segundo encuentro con el virus", dice Petya Apostolova, médica e investigadora en el laboratorio de Erika Pearce.

Cuando el virus golpea la segunda vez

Se alcanza inmunidad efectiva a un virus cuando hay suficientes anticuerpos y células T de memoria en la sangre de una persona que se ha recuperado de la enfermedad o ha sido vacunada. Para probar cómo esto sucede después de Covid-19, el equipo expuso las células sanguíneas de los participantes que tenían anticuerpos contra Sars-CoV-2 a una porción del virus. Observaron que las células T de la memoria se habían desarrollado y respondían rápidamente a las proteínas virales. "Medimos un amplio panel de moléculas que nuestras células inmunes utilizan para comunicarse entre sí. Fue lo más fascinante para nosotros que de todas estas mediciones, la cantidad de Interleucina 33 fuera la coincidencia más cercana a la cantidad de anticuerpos que tenían las personas, y a la activación de sus células T de memoria", explica Apostolova. La interleucina 33 (IL-33) es liberada por células que detectan peligro en su entorno y se han relacionado previamente con enfermedades pulmonares crónicas. IL-33 puede tener efectos beneficiosos mediante la activación de células T e inducción de la producción de anticuerpos, pero también puede promover la inflamación del pulmón. Por primera vez, este estudio ha vinculado la producción de IL-33 a la inmunidad a Sars-CoV-2.

"Creemos que interleucina 33, que normalmente se produce como una señal de alarma, podría ser un vínculo importante entre la protección y la gravedad de la enfermedad", dice Cornelius Waller, del Centro Médico de la Universidad de Friburgo. De hecho, al analizar los datos públicos de las células pulmonares tomadas de pacientes durante la infección por Sars-CoV-2, los investigadores pudieron demostrar que interleucina 33 se produjo en sus pulmones. Sin embargo, identificar las implicaciones de estos hallazgos también en el contexto del daño del tejido pulmonar después de infecciones graves de Covid-19 requerirá más investigación.

El grupo de investigadores espera que esta colaboración continúe. Como señaló Waller, "pudimos descubrir esto tan rápidamente a través de esta fantástica sinergia entre los médicos experimentados en la atención a pacientes de Covid-19 y expertos en el campo de la inmunología". Los investigadores esperan que este estudio pueda allanar el camino para entender mejor la inmunidad a Sars-CoV-2 y otras infecciones virales.

 
loading content
Go to Editor View