Entrevista - IMP de Biogeoquímica

"Cada tonelada adicional de dióxido de carbono aumenta la tasa de cambio climático"

Entrevista a Sönke Zaehle del Instituto Max Planck de Biogeoquímica sobre el Sexto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático.

10. Agosto 2021

Sönke Zaehle del Instituto Max Planck de Biogeoquímica en Jena se ha ocupado de los sumideros de carbono globales, entre otras cosas, para el informe del IPCC. También está investigando la importancia de los ciclos del metano y el óxido nitroso para calcular el balance de carbono restante con el fin de limitar el cambio climático a un cierto nivel.

Dr. Zaehle, ¿cuáles cree que son los hallazgos más importantes del nuevo informe del IPCC?

Zaehle: Ahora podemos decir claramente que las emisiones de gases de efecto invernadero inducidas por el hombre son la principal causa del calentamiento global pasado y futuro. Basado en datos significativamente mejorados, el informe señala claramente que esta contribución humana está provocando que los eventos climáticos extremos, como olas de calor, sequías y fuertes lluvias, se vuelvan más frecuentes y más severos. Sin embargo, el informe también muestra que la protección del clima y una mejor calidad del aire pueden conciliarse si reducimos rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero e implementamos medidas de control de la contaminación del aire.

Sönke Zaehle, del Instituto Max Planck de Biogeoquímica, está investigando cómo el balance de nitrógeno de los ecosistemas naturales afecta su capacidad para almacenar carbono. Aumentar imagen
Sönke Zaehle, del Instituto Max Planck de Biogeoquímica, está investigando cómo el balance de nitrógeno de los ecosistemas naturales afecta su capacidad para almacenar carbono. [menos]

Los océanos y los ecosistemas terrestres, por ejemplo, los humedales y las selvas tropicales, siempre se denominan sumideros naturales de carbono. ¿Por qué pueden almacenar tanto carbono?

Durante los últimos 60 años, los océanos y los ecosistemas terrestres han absorbido aproximadamente la mitad del dióxido de carbono de la combustión de combustibles fósiles y el uso de la tierra, lo que ralentiza el aumento de gases de efecto invernadero. Los océanos absorben dióxido de carbono de la atmósfera y lo disuelven en forma de ácido carbónico. En las zonas rurales, las plantas y los suelos actúan como depósitos de carbono. En los bosques, por ejemplo, las selvas tropicales, las plantas pueden convertir el dióxido de carbono en biomasa y así eliminar grandes cantidades de la atmósfera. Los musgos también usan dióxido de carbono para crecer en humedales. Debido a que las plantas no se pudren bien en el ambiente húmedo y ácido, el carbono puede almacenarse en el suelo como turba durante miles de años.

¿Cómo responden estos sumideros naturales de carbono al cambio climático?

La creciente acidificación de los océanos y el calentamiento debido al cambio climático reducen la capacidad de absorción de los océanos. El sumidero de los ecosistemas terrestres también responde a los cambios ambientales. Aunque los humedales y las selvas tropicales están sufriendo más por la destrucción humana que por el cambio climático en sí, la sequía y el calor también pueden reducir su capacidad de almacenamiento. Además, la respiración del suelo es más rápida a temperaturas más altas. Los microbios del suelo producen así más dióxido de carbono. Además, los incendios y las sequías limitan aún más la capacidad de estos ecosistemas para almacenar carbono.

Todo esto significa que a medida que avanzan las emisiones, los sumideros naturales absorberán una proporción menor de nuestras emisiones y el contenido de dióxido de carbono en la atmósfera seguirá aumentando.

¿Es el dióxido de carbono el único culpable del cambio climático?

No. Otros gases de efecto invernadero como el metano y el óxido nitroso, así como los aerosoles, partículas microscópicas en la atmósfera, también juegan un papel importante. Además del uso de fuentes de energía fósiles, el metano se produce principalmente en la cría de animales y la agricultura. Las emisiones de óxido nitroso también están relacionadas con la producción de alimentos mediante la fertilización intensiva y la ganadería. Como ocurre con el dióxido de carbono, también podemos influir directamente en la emisión de estos dos gases. Este informe trata, en particular, de la reducción de las emisiones de metano.

¿Cuál es la conclusión más importante para usted de su investigación y del informe del IPCC?

La ventana de oportunidad para limitar el cambio climático a 1,5 o 2 grados se está reduciendo rápidamente. Sin una reducción rápida y significativa de las emisiones de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso, no podremos alcanzar el objetivo de 1,5 grados. "Cada tonelada adicional de dióxido de carbono aumenta el cambio climático"

También es importante proteger los reservorios naturales de carbono, como los humedales y las selvas tropicales. Esto también redundaría en beneficio de la protección de la biodiversidad, porque la extinción mundial de especies es una amenaza tan grande como el cambio climático.

 
loading content
Go to Editor View