Los niños compensan la falta de concentración a través de la creatividad

Los niños tienen dificultades con las tareas que requieren concentración, pero son buenos para descubrir "trucos" ocultos para facilitar la tarea. Los cambios espontáneos de estrategia les ayudan a lograrlo. El estudio sobre el comportamiento de aprendizaje en niños realizado por el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano en Berlín fue publicado en la revista PloS ONE.

2. Agosto 2022

En comparación con los adultos, los niños tienen una menor capacidad de concentración, recuerdan menos y tienen una capacidad de atención relativamente corta. Esto se puede atribuir a la etapa de desarrollo cognitivo. Como resultado, tienen una desventaja a la hora de resolver tareas. Sin embargo, un estudio realizado por el Grupo de Investigación Max Planck "NeuroCode – Neural and Computational Basis of Learning, Memory and Decision Making" en el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano ahora muestra que de este enfoque atencional más amplio también puede resultar una ventaja: los niños son buenos para procesar información menos relevante y usarla para encontrar espontáneamente estrategias nuevas y creativas al resolver tareas.

Los adultos también muestran cambios espontáneos en la estrategia al resolver tareas, similares a los llamados "efecto eureka" que facilitan la resolución de una tarea. El artículo de la revista expone que, si bien los niños tienen un desempeño menos satisfactorio que los adultos al resolver tareas utilizando estrategias tradicionales, como la atención enfocada, tienen la misma probabilidad que los adultos de dominar tareas utilizando cambios espontáneos de estrategia.

"Nuestros resultados muestran que, si bien los niños a menudo están menos enfocados y se distraen más fácilmente que los adultos, son sorprendentemente flexibles para descubrir soluciones completamente nuevas", dice el psicólogo y neurocientífico Nicolas Schuck, líder del grupo de investigación Max Planck "NeuroCode" en el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano. "Especialmente teniendo en cuenta su capacidad de concentración no completamente desarrollada, estos son resultados importantes para investigar el comportamiento de aprendizaje en los niños", añadió Schuck.

Rendimiento en ensayos estándar y descubrimiento de estrategias alternativas.A: Tasas de error en función del bloque por separado para niños (púrpura) y adultos más jóvenes (amarillo) en el Experimento 1. Persistieron grandes diferencias de edad en las tasas de error en todos los bloques de la tarea principal. Los niños se beneficiaron más de las instrucciones de color proporcionadas en los bloques 9-10. B: Tiempos de reacción promedio (RT, en milisegundos) sobre bloques, lo que también indica diferencias considerables y persistentes entre niños y adultos jóvenes. Colores como en el panel A. C: Porcentaje de elecciones basadas en colores (“Uso del color”) en ensayos ambiguos en función del bloque en ambos grupos de edad (colores como en A). No se encontraron diferencias significativas. D: Porcentaje de uso de color en los Bloques 7 y 8, antes de dar las instrucciones. Cada punto refleja un participante. E: Proporción de participantes cuyo comportamiento indicó un cambio de estrategia hacia el color respondiendo por los bloques 7 y 8 (>60% uso de color). No se encontraron diferencias entre los grupos de edad en esta medida. F: Porcentaje de participantes que reportaron descubrimiento de la relación entre colores y esquinas. Sin diferencia de grupos de edad. G: Porcentaje de participantes capaces de informar correctamente la asociación color-esquina después del bloque 8 (antes de que se dieran las instrucciones de color). H: Porcentaje de uso de color en ensayos ambiguos con bloqueo temporal al minibloque en el que se detectó un cambio de estrategia. Para aumentar la resolución temporal, los bloques en el eje x se dividen por la mitad en relación con C. Los diferentes números de participantes en G/H frente a F reflejan la pérdida de datos del cuestionario. Las barras representan sem Aumentar imagen

Rendimiento en ensayos estándar y descubrimiento de estrategias alternativas.
A: Tasas de error en función del bloque por separado para niños (púrpura) y adultos más jóvenes (amarillo) en el Experimento 1. Persistieron grandes diferencias de edad en las tasas de error en todos los bloques de la tarea principal. Los niños se beneficiaron más de las instrucciones de color proporcionadas en los bloques 9-10. B: Tiempos de reacción promedio (RT, en milisegundos) sobre bloques, lo que también indica diferencias considerables y persistentes entre niños y adultos jóvenes. Colores como en el panel A. C: Porcentaje de elecciones basadas en colores (“Uso del color”) en ensayos ambiguos en función del bloque en ambos grupos de edad (colores como en A). No se encontraron diferencias significativas. D: Porcentaje de uso de color en los Bloques 7 y 8, antes de dar las instrucciones. Cada punto refleja un participante. E: Proporción de participantes cuyo comportamiento indicó un cambio de estrategia hacia el color respondiendo por los bloques 7 y 8 (>60% uso de color). No se encontraron diferencias entre los grupos de edad en esta medida. F: Porcentaje de participantes que reportaron descubrimiento de la relación entre colores y esquinas. Sin diferencia de grupos de edad. G: Porcentaje de participantes capaces de informar correctamente la asociación color-esquina después del bloque 8 (antes de que se dieran las instrucciones de color). H: Porcentaje de uso de color en ensayos ambiguos con bloqueo temporal al minibloque en el que se detectó un cambio de estrategia. Para aumentar la resolución temporal, los bloques en el eje x se dividen por la mitad en relación con C. Los diferentes números de participantes en G/H frente a F reflejan la pérdida de datos del cuestionario. Las barras representan sem

[menos]

El estudio, que ha estado en curso desde 2013, utilizó el siguiente método para realizar investigaciones: se pidió a 47 niños entre las edades de 8 y 10 y 39 adultos jóvenes entre las edades de 20 y 35 años que realizaran la misma tarea de toma de decisiones. En esta tarea, se les pidió que determinaran la posición de un patrón utilizando dos posibles respuestas. El color del patrón no fue inicialmente relevante para la respuesta correcta, pero comenzó a correlacionarse con la respuesta correcta a medida que avanzaba la tarea. Si los participantes notaron esto, pudieron resolver la tarea de manera mucho más eficiente y fácil. No se informó a los participantes de que habría otros factores que influirían en las posibles estrategias de solución y sólo pudieron identificarlos de forma independiente. El equipo de NeuroCode en MPIB, en colaboración con investigadores de la Universidad Goethe de Frankfurt am Main, FernUniversität Hagen, Humboldt-Universität zu Berlin, UNSW Sydney y PFH Göttingen, encontró los siguientes resultados: En comparación con los adultos jóvenes, los niños generalmente se desempeñaron significativamente peor en la resolución de la tarea. Cometieron respuestas más incorrectas y prematuras. Sin embargo, la proporción de niños (27,5%) que descubrieron y utilizaron la estrategia de color útil fue muy similar a la de los adultos jóvenes (28,2%).

Mientras los niños solo usaran las estrategias y reglas iniciales disponibles, que requerían concentración y persistencia, se desempeñaron peor. Sin embargo, una proporción similar de niños y adultos jóvenes descubrieron y usaron la regla del color. Por lo tanto, aunque los niños se desempeñaron peor en todas las áreas de control cognitivo, una proporción casi igual de ellos en comparación con los adultos jóvenes pudieron mejorar a través de un "momento aha", y por lo tanto obtuvieron una ventaja de rendimiento similar a la del grupo adulto.

El nuevo conocimiento en torno al "efecto eureka" es un hallazgo importante del estudio. "Nuestros hallazgos proporcionan evidencia de que los educadores, padres y maestros deberían insistir menos en las reglas rígidas al enseñar solo una forma concreta de resolver problemas, pero también valorar y alentar el enfoque atencional más amplio de los niños. Nuestros hallazgos muestran: Podemos tener más confianza en las estrategias creativas de resolución de problemas de los niños", dice Anika Löwe del equipo de NeuroCode y coautora del estudio.
En el futuro, dice, en el campo de la psicología del desarrollo cognitivo debería haber más investigación sobre los procesos creativos en lugar de sobre la falta de concentración en los niños.