Cooperación Max Planck - América Latina

Cuando las nubes se rompen, nace una nueva estrella

28 de enero de 2019

Utilizando el observatorio ALMA en Chile, un grupo de astrónomos liderados por Henirk Beutherm, del Instituto Max Planck de Astronomía realizaron la observación más detallada hasta el momento del modo en que nubes gigantes de gas se fragmentan en nucleos densos donde luego nacen las estrellas. 

Imágen del cúmulo masivo de estrellas NGC3603, obtenida con el Very Large Telescope. Aumentar imagen
Imágen del cúmulo masivo de estrellas NGC3603, obtenida con el Very Large Telescope.

Los astrónomos descubrieron que los mecanismos para la fragmentación son bastante directos y que resultan de la presión de las nubes y la gravedad. Algunas características más complejas, como las líneas magnéticas o turbulencias, tienen un papel menos relevante del que se creía.

Para llegar a este descubrimiento, Beuther y sus colegas utilizaron el observatorio ALMA en el desierto de Atacama en Chile. ALMA combina las observaciones simultáneas de hasta 66 radiotelescopios para obtener una resolución de hasta 20 mili-arcosegundos, que le permite a los astrónomos discerner detalles 10 veces más pequeños que 50 unidades astronómicas (en otras palabras, menos de 50 veces la distancia promedio entre la Tierra y el Sol). Beuther expresó: “Este es un ejemplo perfecto de como la tecnología impulsa el progreso astronómico. No podríamos haber obtenido estos resultados sin la resolución espacial y sensibilidad sin precedentes de ALMA”

Nota original en inglés https://www.mpg.de/12658382/how-gas-clouds-fragment-and-form-the-biggest-stars

 
loading content
Go to Editor View