Proyecto de cooperación con Ecuador

Con tecnología solar se recolecta información de tortugas gigantes en Galápagos

05 de septiembre de 2019

El Programa de Ecología de Movimiento de las Tortugas de Galápagos (PEMTG) trabaja, desde hace diez años, en tres islas: Española, Santa Cruz e Isabela, con cuatro especies de tortuga (Chelonoidis hoodensis, C. porteri, C. donfaustoi y C. vandenburghi).

Este programa es una colaboración multiinstitucional de la FCD, el Instituto Max Planck de Ornitología, la DPNG, el Instituto de Medicina de la Conservación del Zoológico de Saint Louis, el Zoológico de Houston y Galapagos Conservation Trust.

A finales de julio de este año, investigadores viajaron al archipiélago de Galápagos para instalar dispositivos GPS solares en tortugas gigantes terrestres con el objetivo de recopilar información de los movimientos de las tortugas y tomar muestras para conocer su estado de salud.

Se tomaron muestras a un total de 45 tortugas, se colocaron siete GPS solares y se realizaron varios vuelos con un dron para mapear el hábitat de las tortugas. Los nuevos dispositivos reemplazaron a los anteriores; además ahora usan energía solar, son mucho más pequeños y con una vida útil de más de 10 años.

Los dispositivos de rastreo usados son GPS y VHF (Very High Frequency) para monitorear el movimiento de tortugas adultas y juveniles en estado silvestre.

Algunos de los resultados más importantes incluyen el establecimiento de los patrones y rutas de migración de las tortugas en las islas, probando por primera vez, cómo la migración de estos reptiles está directamente asociada con la calidad y disponibilidad de alimento.

“Los datos muestran cómo las tortugas recién nacidas en las zonas de anidación del El Chato, en la isla Santa Cruz, se alejan del nido al nacer y pueden caminar más de medio kilómetro hasta encontrar un lugar donde vivir y alimentarse durante los siguientes años”.

Otro importante dato es la relación entre la temperatura de incubación de los huevos y el sexo de las tortugas. En lugares más calientes nacen las hembras y los machos en zonas más frías

Con el cambio climático, se espera que estos lugares sean cada vez más calientes y húmedos, amenazando así el equilibrio natural de estas especies, y fomentando un menor número de machos.

Desde el 2013, el PEMTG estudia la salud de las tortugas, y cómo los impactos humanos pueden afectar no sólo a las tortugas sino a otras especies animales (silvestres y domésticas) u ocasionar impactos sobre todo el ecosistema.

“Resultados preliminares indican que las tortugas de Galápagos están dispersando bacterias resistentes a antibióticos. El abuso de medicamentos en salud humana y animales de granja está ocasionando a nivel mundial un dramático incremento de las bacterias resistentes a antibióticos”, señala Ainoa Nieto Claudín, científica de la FCD y del Instituto de Medicina de la Conservación (ICM).

Es necesario estudiar en profundidad la salud de especies únicas como las tortugas, y tomar medidas urgentes que regulen el uso y adquisición de medicamentos, y concienciar a la comunidad sobre el uso responsable de medicamentos.

Según la FCD,  el objetivo final es encontrar soluciones y alternativas consensuadas con las instituciones locales y la comunidad, que permitan mantener el equilibrio y la convivencia entre los agricultores y ganaderos locales, sin perder de vista el bienestar de la fauna silvestre de Galápagos, y la integridad de los ecosistemas de los que depende su conservación.

 
loading content
Go to Editor View